• 953 270 023 / 650 684 469

Contrato de formación

El contrato de formación y el nuevo texto refundido del Estatuto de los Trabajadores

La pasada semana se publicó el nuevo texto refundido del Estatuto de los Trabajadores (ET), una de las leyes fundamentales que regulan nuestro ordenamiento laboral. Este documento, publicado en el BOE mediante el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, reúne todas las modificaciones y nuevas normativas que se han ido incorporando a la Ley del Estatuto de los Trabajadores a lo largo de los años.

El contrato de formación en el nuevo texto refundido

Este Real Decreto Legislativo no implica un nuevo régimen jurídico ni introduce novedades sustantivas en el ordenamiento laboral. Solamente recoge y unifica en un solo lugar todos los cambios normativos que se han ido produciendo a lo largo de los años.

Por tanto, en este nuevo texto refundido el artículo 11.2 que regula los aspectos del contrato para la formación y aprendizaje permanece igual en todos sus puntos, sin ninguna modificación.

Sin embargo, hay dos cuestiones que pueden llevarnos a confusión en relación con el contrato para la formación y el aprendizaje:

  1. La Disposición derogatoria única, apartado 6, viene a derogar la Disposición transitoria novena de la ley 3/2012: «Hasta que la tasa de desempleo en nuestro país se sitúe por debajo del 15 por ciento podrán realizarse contratos para la formación y el aprendizaje con trabajadores menores de 30 años sin que sea de aplicación el límite máximo de edad establecido en el párrafo primero del artículo 11.2 a) del ET». Pero esta misma redacción ha sido recogida en el nuevo texto refundido del ET en su Disposición transitoria segunda, por lo que se podrán seguir realizando contratos de formación con trabajadores hasta los 30 años.
  2. La segunda cuestión que puede llevar a confusión es la redacción dada en la Disposición adicional segunda, apartado 1: «El límite de edad y de duración para los contratos para la formación y el aprendizaje establecido en las letras a) y b) del artículo 11.2 no será de aplicación cuando se suscriban en el marco de los programas públicos de empleo y formación contemplados el texto refundido de la Ley de Empleo. Asimismo, en estos contratos las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo, maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante la lactancia y paternidad no interrumpirán el cómputo de la duración del contrato.» Esta disposición sólo podrá aplicarse en aquellos contratos que se realicen con trabajadores que se incorporen en las Escuelas Taller, Casas de Oficios, Talleres de Empleo y otros planes que recoja el Real Decreto Legislativo 3/2015 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Empleo.
    Por tanto, en los contratos que celebren las empresas sin acogimiento a ninguno de estos planes seguirá existiendo la limitación de la edad, duración, y la obligación de la interrupción de la duración cuando se produzca una baja por IT, maternidad, paternidad, adopción y riesgo durante el embarazo.

A partir del 01/01/2016, la actividad formativa de los contratos para la formación y el aprendizaje va dirigida a la obtención de certificados de profesionalidad y se tiene que concertar necesariamente en la modalidad presencial o teleformación. Una de las exigencias más relevantes en este nuevo escenario es que antes de formalizar el contrato para la formación y el aprendizaje hay que solicitar una Autorización de inicio de la actividad formativa.

 

Asesoría Rubia

  • Paseo de España, 8 - Entreplanta A
  • 953 270 023 / 24
  • 953 270 024
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Envíanos un mensaje

  Mail is not sent.   Your email has been sent.
¡Atención! Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio. Política de Cookies. Acepto la política de cookies de este sitio web. Acepto